En el Rali do Cocido, primera cita de la temporada en el Gallego de Ralis, la lucha por el triunfo en esta categoría se decidió por poco más de dos segundos

Ajustadísima victoria de Álvaro Méndez y David Enríquez en el Volante FGA

Los lalinenses Méndez­Enríquez brillaron con luz propia en el Rali do Cocido. Motivados por competir ante su afición, mantuvieron un intenso ritmo para acabar imponiéndose en el último tramo a Oviedo­Cuiña, que debieron conformarse con la segunda plaza

CLASIFICACIÓN “RALI DO COCIDO” VOLANTE FGA

1º  Méndez‐Enríquez  Peugeot 106  1:24:32,1 

2º  Oviedo‐Cuiña  Citroën C2 GT  1:24:34,2 

3º  Aneiros‐Bra  Citroën Saxo VTS  1:25:14,1 

4º  Forneiro‐Barcia  Peugeot 206 XS  1:25:44,5 

5º  Tabeayo‐Prego  Peugeot 206 XS  1:26:33,5 

6º  Pampillón‐Martínez  Citroën C2 GT  1:31:28,1 

7º  Verdi‐Rodríguez  Peugeot 206 XS  1:35:28,8

 
 

Durante  años,  el  Volante  FGA  ha  sido  una  de  las  competiciones  más  disputadas  del  Campeonato  Gallego.  Y  desde luego parece que la primera prueba de esta temporada cumple con esa tradición. Además es interesante  reseñar que los cinco primeros clasificados de este certamen, rodando al gran ritmo habitual, pero equipando  esta  vez los  neumáticos  Pirelli en  sus  turismos  de  1.600cc  y  dos  ruedas motrices, lograron además  situarse  entre los quince primeros de la clasificación general, mezclándose con máquinas de potencias muy superiores.  Francisco  Oviedo  comenzó  liderando  la  prueba,  pero  muy  pronto  estaría  claro  que  Álvaro  Méndez  sería  su  gran  rival, pasando a disputarse el primer  puesto entre ambos desde los primeros compases. Cerca de ellos  rodaron además Diego Aneiros y Héctor Forneiro (hasta que este último sufrió algunos problemas de motor),  aunque las diferencias empezaron a ampliarse poco a poco. Un abandono importante a poco de iniciar el rali  fue el de Daniel Castro, pues el año pasado había sido uno de los equipos destacados de este campeonato.  Al último tramo, ya disputado de noche, Oviedo llegó como líder con una ventaja de 6,6 segundos respecto a  Méndez, que se lanzó absolutamente al ataque y en los 10,9 km del tramo de “Vila de Cruces” logró desnivelar  a su favor la contienda, anotándose el primer triunfo de la temporada. En la siguiente carrera, que será el Rali  Ría de Noia, es seguro que Fran Oviedo querrá la revancha, pues será él quien ejerza como piloto local.